Cómo estructurar una estrategia productiva para sectores altamente regulados

Los sectores como el de la salud, el farmacéutico o de los alimentos, por ser de gran importancia para la sociedad y para la economía, están altamente regulados por las autoridades. Dichos sectores son supervisados y controlados para garantizar que existan unos estándares mínimos de calidad y con ello asegurar la mitigación de riesgos con una buena estrategia productiva. 

Sin embargo, ¿qué pasa cuando estos sectores quieren aumentar su productividad? ¿Es posible?

En el pasado se pensaba que había una relación negativa entre calidad y productividad, ya que se consideraba que al aumentar la calidad se reducía la productividad. Sin embargo, las teorías de William Edwards Deming, el propulsor de la Calidad Total, demostraron que sí puede haber una relación directa y positiva entre calidad y productividad.

Pasos para estructurar una estrategia productiva para sectores altamente regulados

Según Deming, el aumento de la calidad puede mejorar la productividad debido a la mitigación de riesgos. Cuando existen procesos de calidad se pueden disminuir los costes debido a una reducción de errores, de averías y de reclamaciones de los clientes. 

Teniendo en cuenta que existe una relación directa entre calidad y productividad, los sectores altamente regulados pueden implementar estrategias productivas de mejora y control para abrir nuevos mercados y expandirse en los que ya tienen presencia. 

 

Estas son algunos de los pasos que se necesitan para estructurar una buena estrategia. 

  1. Planificar las tareas; si se trabaja en equipo se pueden obtener mejores resultados.
  2. Definir y controlar los procesos.
  3. Ejecutar los procesos siguiendo los mecanismos de aseguramiento de la calidad como las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) y Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL).
  4. Revisar para corregir errores y mejorar lo que se ha hecho.
  5. Establecer canales de comunicación interna y externa adecuados.
  6. Medir y crear estadísticas para determinar si la estrategia productiva está funcionando.

Optimización de procesos, la clave para una buena estrategia productiva

Los pasos anteriores permitirán estructurar una estrategia productiva para los sectores altamente regulados. Pero para que dicha estrategia funcione correctamente es fundamental optimizar todos los procesos en la empresa. Esto incluye el proceso productivo, pero también la gestión administrativa y la gestión del tiempo de trabajo.

Todos estos procesos necesitan de una alta capacitación del personal, ya que así es más sencillo establecer medidas de mitigación de riesgos dentro de la empresa. En Cercal entendemos la importancia que tiene la calidad y la productividad en estos sectores, por ello podemos ayudarlos a potenciar estos aspectos. ¡Contáctanos!

¿Tienes preguntas?

Contacta con nosotros

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *