Errores comunes que generan contaminación en hospitales y clínicas

contaminación en hospitales y clínicasLos hospitales son lugares para brindar asistencia médica, mejorar o cuidar la salud de las personas. Sin embargo, en ocasiones, estos lugares también pueden ser el origen de complicaciones y enfermedades graves. La contaminación en hospitales y clínicas es real y por ello es importante conocer los errores que la generan, para así poder evitarla.

Los riesgos a los que se está expuesto en hospitales y clínicas pueden ser de varios tipos, pero entre los más comunes están los biológicos, los físicos y los químicos. Los primeros son quizá los de mayor impacto porque son las infecciones nosocomiales (infección adquirida en el hospital o intrahospitalaria) en general, tuberculosis, hepatitis B, brucelosis, etc.

 

Los principales errores que generan contaminación en hospitales y clínicas

La contaminación microbiológica se refiere a la introducción involuntaria o no intencionada de microorganismos infecciosos como virus, bacterias, hongos, levaduras, mohos, priones, protozoos, entre otros, al recinto hospitalario. Esto puede ocurrir por varias razones. Entre ellas:

 

  • Regulación incorrecta de la temperatura

El control de la temperatura es clave para evitar la contaminación en hospitales y clínicas. Esta debe ser regulable en un rango de 20 a 25° C. La regulación incorrecta de la temperatura favorece el desarrollo y proliferación de parásitos y microorganismos habituales en el ambiente clínico como bacterias, ácaros y hongos.

 

  • No controlar la humedad de los espacios

 

Al igual que la temperatura, la humedad también favorece la proliferación de microorganismos dañinos para la salud. El no controlar el nivel de humedad de los espacios hospitalarios afecta las vías respiratorias, por ejemplo. No debe ser ni muy alta ni muy baja, ya que si es alta puede provocar el crecimiento de colonias bacterianas y si es demasiado baja puede aumentar el efecto de la electricidad estática y provocar dolores de cabeza y otras dolencias. 

 

  • Filtración incorrecta del aire

En las salas limpias de los hospitales y clínicas es fundamental cuidar la calidad del aire. El aire es considerado un vector de contaminación microbiológica. Si no se filtra correctamente el aire que entra en las salas limpias desde el exterior, es posible que entren contaminantes que pongan en riesgo la salud de pacientes y personal médico. 

 

  • Gestión incorrecta de residuos biosanitarios y citotóxicos

contaminación en hospitales y clínicas

 

Otro error que puede generar contaminación en hospitales y clínicas es la incorrecta gestión de estos residuos dentro y fuera de los centros sanitarios. Si no se tienen los cuidados necesarios para la manipulación, transporte, almacenamiento y eliminación de dichos residuos, se puede producir una contaminación que pone en peligro tanto al personal y a los pacientes del centro asistencial, como al medio ambiente.

 

 

Evita la contaminación en hospitales y clínicas

Si quieres prevenir la contaminación en hospitales y clínicas en Cercal podemos ayudarte con nuestro servicio de certificación de salas limpias o con nuestro servicio de inspección y certificación de la integridad de tus filtros de aire HEPA y ULPA. Si necesitas más información al respecto, ¡contáctanos!

¿Tienes preguntas?

Contacta con nosotros

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *