COVID-19: Un desafío para la industria farmacéutica en América Latina

COVID-2019Vivimos en una era donde los viajes hacen parte de nuestra vida cotidiana y el acceso a la información está presente las 24 horas del día. Es difícil no sentir que estamos en medio una crisis mundial que no tiene salida. Por esta razón, como expertos en la Industria Regulada y embajadores de la calidad queremos compartir nuestro enfoque ante la alarmante situación del COVID-19.

 

Los coronavirus o (CoV) son una familia de virus zoonóticos que se transmiten de animal a persona. Son responsables por diferentes enfermedades como el Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS-CoV, que fue descubierto en el 2012) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV).

El COVID-19 es una nueva cepa que fue descubierta en el 2019, proveniente de Wuhan, China y no había sido identificada previamente en los humanos. Por su rápida propagación dentro y fuera de China, la Organización Mundial para la Salud, y las autoridades sanitarias han estado alertas sobre el avance y mortalidad de este virus.

 

Las cifras más recientes de casos confirmados del COVID-19 a nivel mundial, hasta la fecha, son de 205.452 casos y 8.242 muertes. Esto representa una tasa de mortalidad de un 2.3% según estudios de la OMS, con un alto riesgo en personas de la tercera edad, donde aproximadamente un 14.8% de las personas mayores de 60 años infectadas, muere.

 

¿Por qué es diferente este coronavirus a otros? 

El presidente de la Organización Mundial para la Salud, Tedros Adhomon, ha señalado que en comparación con otro tipo de coronavirus como el SARS y MERS, las tasa de mortalidad del COVID-19 no es tan alta. Pues,  El SARS registró un 10% y el MARS un 40%. 

 

De las infecciones producidas por el COVID-19, el 80% están clasificadas como leves, el 13.8% como graves y el 4.7% cómo críticas que incluyen un cuadro de insuficiencia respiratoria y shock séptico.

Es definitivamente menos grave que otros coronavirus, pero su propagación es rápida, por lo se está tratando de contener los contagios para no colapsar el sistema de salud y dar paso a investigaciones para determinar si estos números en un futuro pueden variar y desarrollar un tratamiento o vacuna. 

 

COVID-19 compra un ticket a Latinoamérica

La OMS informó el pasado 26 de febrero, que mucho de los casos diarios del coronavirus COVID-19 provenían de lugares fuera de China, mientras que en China están disminuyendo los números de casos. 

En Latinoamérica, en cambio, ya hay casos confirmados y las autoridades sanitarias están tomando las medidas de prevención necesarias para evitar su propagación.

 

Análisis de riesgo, un factor clave en esta batalla 

La clave para calcular la tasa de mortalidad está en análisis. Si no se tiene suficiente información para determinarla y hay infectados que no presentan síntomas, es imposible estimar la cantidad total de afectados o crear proyecciones más acertadas. Por eso, es importante la prevención para poder obtener datos más acertados sobre pacientes contagiados y sobre el comportamiento de este virus.

Aun así, la tasa sigue siendo baja en comparación con otras crisis similares de Coronavirus, pero es un gran desafío el que se está enfrentando y requiere de acciones públicas y privadas. 

¿Por qué es tan potente este coronavirus?

1. Desafía el autoabastecimiento de los países en cuanto a medicamentos e insumos de médicos y contradice al sistema actual de importación en masa.

2. Crea nuevas necesidades de tratamiento y diagnóstico para los sistemas de salud actuales, y obliga a considerar herramientas tecnológicas para la salud pública. 

3. Evidencia la importancia de la innovación continua en la industria de la salud y la importancia de la prevención y reacción antes una crisis de enfermedades raras, virus no diagnosticados en un futuro. 

4. Exige la acción rápida de las autoridades y autoridades sanitarias frente a nuevas alternativas para el cuidado de la salud. En la actualidad un registro de un producto biológico puede llegar a tardar años. 

 

La prevención está en nuestras manos

Subestimar el coronavirus COVID-19 es un error que debemos evitar. Es importante tener en cuenta que si bien, su tasa de mortalidad es baja, es un virus contagioso y de rápida propagación. Por eso, tenemos que aplicar las medidas indicadas por la OMS y autoridades sanitarias. 

 

Debemos aportar nuestro granito de arena para no colapsar los sistemas de salud. Además, es necesario quedarse en el hogar para evitar el riesgo de contagio y ser consciente al adquirir productos de primera necesidad. También debemos ser más responsables con las noticias que compartimos a través de las redes sociales y validar la confiabilidad de las fuentes de información antes de difundir.

 

La innovación en la industria farmacéutica durante la crisis

Este tipo de crisis abre nuevas oportunidades en la industria para crear sistemas de salud armonizados y considerar la autosuficiencia como opción para dejar de ser dependientes de China para la importación de activos. 

 

 También brinda la oportunidad evaluar la inversión en el sector salud y farmacéutico para crear sistemas robustos para la innovación, el desarrollo y la investigación y así poder adelantarnos a este tipo de eventos. Además, promueve la producción local equilibrada para abrir nuevos mercados. 

 

 De igual forma, permite acercar a las autoridades regulatorias a la industria de salud y el sector privado para trabajar en conjunto en pro de la prevención. No olvidemos que es un desafío más en la evolución que tenemos día a día en un mundo que está y seguirá cambiando.

 

Claudia Velasco Relator


Claudia Velasco 

CEO de Cercal

Director del Clúster Latinoamericano 


 

¿Tienes preguntas?

Contacta con nosotros

4 thoughts on “COVID-19: Un desafío para la industria farmacéutica en América Latina

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *